viernes, 4 de enero de 2008

Miedo

Tengo miedo. Ya era hora de que me sincerase de una vez ante mí misma escribiendo. No tengo miedo... estoy acojonada.

No me quiero volver a Londres porque a finales de enero tengo los exámenes de España y tengo que estudiar, porque me quedan muchas cosas por hacer, porque se ha pasado la Navidad volando y no he abierto un libro. Y me siento mal conmigo por irresponsable.

Tengo miedo de atascarme en este último año.

Tengo miedo de volver pero no volver a mi antiguo piso, sino volver a una nueva vivienda, tener nuevas compañeras y echar de menos a Irene. Temo que nuestra amistad no sea la misma, que flojee y nos hagamos extrañas.

Tengo miedo de que él se canse, de esta distancia que refuerza la relación en un reencuentro pero la debilita, le chupa la sangre en una nueva separación, tengo terror a que decida que no es lo que quiere, a volver aquí en unos meses presionada y que me dé cuenta de que he hecho depender mi vida de alguien y no salga bien. Temo que se canse, que se aburra.

Tengo miedo de terminar la carrera y no saber qué hacer, de no tomar la decisión correcta, de no encontrar un trabajo... o peor aún, de encontrar uno mediocre.

Tengo miedo de perder mis amigos y mi identidad, de adaptarme a las circunstancias y que por forzar mi flexibilidad acabe perdiendo mi propia forma.

Yo no soy valiente ni soy fuerte, no me gusta jugar ni me gustan los retos.
Cuando miro al futuro no veo nada, sólo veo un muro que tapa lo demás.

8 comentarios:

maria dijo...

si no tuvieras miedo..no serias normal; yo cuando acabe tenia el mismo temor...y ahora ha ido creciendo..sobre todo porq ves lo que la gente esta haciendo a tu alrededor y lo q estas haciendo tu.

en mi caso parece obvio q lo mio no m hace muy feliz..pero sigo en ello porq espero una recompensa, mientras cruzo este camino de piedras (oposito a judicaturas) y mientras una espera a acomodarse ha este estilo de vida ves como tus amigas consiguen trabajo, se van a vivr con sus novios, rompen con lo de toda la vida, tienen hijos!! asistes a bodas de tus amigos!!, y cada dia te ves mas mayor y sin nada estable...pero ...cuando m viene la luz digo pero q chorradas estoy diciendo!! q una acabe la carrera no significa q tengas q ir corriendo a buscar el trabajo de tu vida (porq nos quedan la tira de años para jubilarnosss) ni casarte ni comprart un piso ni tener niños...la epoca del cambio es AHORA quizas mas q nunca y como todos los cambios asustan..pero nunca sabes lo q va a ocurrir y si no te gusta el trabajo lo cambias, el novio tb...lo importante es q quedes tu..q experimientes y q vivas!!!! porq gracias a dios hoy en dia ...el arroz ya no se nos pasa aunq sigamos arrastrando el sistema educacional de mierda inculcado, q nos lleva a pensar q si.

mucho animo Vic..yo tb vivi un año fuera y te acuerdas muchisimo pero te enriquece aun mas...asi q..ahora a otra cosa.

besossssssss

Vic dijo...

Gracias, Maria! Es verdad que la vida es muy larga, da muchas vueltas, y tenemos derecho a darnos varias oportunidades. Ánimo, mucho ánimo a ti también!

Mi mundo de opositora dijo...

Yo cuando acabé no estaba asustada, sino ilusionada por empezar esta nueva etapa. Ahora mi miedo crece por momentos, cada vez que veo el temario, cada que pienso que esto es imposible ....

Pero como me decía alguien especial no vale de nada hacer como la avestruz y esconder la cabeza debajo de la tierra ....

Y no te preocupes que lo que tenga que quedarse en tu vida seguirá ahí cuando regreses (disfruta Londres, yo estuve 3 semanas alli en octubre y me encantó)

Vic dijo...

vaya! Entonces coincidimos durante unas semanas en este lugar! quién me lo iba a decir, igual hasta nos vimos en el metro, jeje! Al principio todo parece muy cuesta arriba, lo mejor es fijarse objetivos a corto plazo y no mirar el objetivo final de los proyectos (eso sí, teniéndolos en mente)sino al siguiente pasito que hay que dar. Así es más fácil motivarse!

Sometimes Inviting Eyes dijo...

Todos tenemos o hemos tenido esos miedos y más cuando cambian las circunstancias, pero sin ellos no avanzaríamos, es lo que te recuerda que vives y que eres dueño de tu vida, que tú asumes los riesgos y los miedos que conllevan tus acciones, y sólo esa sensación de no saber que pasará te dice que lo estás haciendo bien, si todo fuese previsible, si tu familia siguiese resolviéndolo todo cómo cuando eras pequeña, no habrías avanzado.
Ahora debes mirar atrás y ver todo lo que has recorrido, y mirar adelante y ver todo lo que vas a recorrer, porque tienes algo que mucha gente, mayor incluso que tú, aún no tiene, independencia para asumir sus propias decisiones, inteligencia para preocuparte de qué pasará y, una vida que llevar según tus pautas y que llenar de tus propias ilusiones.

Un beso, y no importa que no veas más que un muro en el futuro, lo que importa es que eres lo suficientemente valiente y sensata como para preguntarte por ese futuro.

Ciao cuore

Nita dijo...

ufff los mismos miedos que tenía yo los meses antes de terminar mi carrera, porque mientras estudias tienes un objetivo concreto y sabes que eso es lo único que quieres a corto plazo pero después de te encuentras frente a una puerta que hay que abrir y no sabes lo que hay detrás.

a mi también me cansa intentar ser siempre valiente, a veces dan ganas de sentarse y que venga otro a abrir la puerta por nosotras, pero quizás después me arrepienta, así que una vez más toca elegir camino y lanzarnos, aunque sea con los ojos cerrados.

Mucha suerte con tu decisión, con la opción que creas que es la mejor. Piensa que estás en exámenes y que te cuesta un poco ser positiva, son los nervios, quizás en junio todo lo veas distinto y con más calma

(me he perdido muchas entradas del blog pero ahora las he leído, muy bonita la foto del árbol de londres)

Vic dijo...

Sometimes, gracias por tus palabras, qué dificil es decidir, qué difícil es apostar. Estoy de acuerdo en que encontrarse en estas situaciones es sinónimo de que la vida avanza. Sin embargo... cómo paraliza el miedo!!

Nita, yo sigo ahí al pie del cañón con tu blog, sólo que llevo unos meses algo menos escritora. Yo no soy tan apañada como tú para las ilustraciones... pero es que eso está complicado!:)

Un beso!

Anónimo dijo...

Saludos! He encontrado este blog de casualidad por google y me he sentido muy identificada, acabo de terminar la carrera de derecho y siempre había tenido muy claro que tras terminarla lo que haría seria estudiar oposición (ya que mi madre siempre me lo había aconsejado por sus conocidas ventajas), sin embargo hace poco hice el practicum en un bufete de abogados y resulta que el trabajo que se desempeña allí me encanta. Ahora llega el momento en que tengo que decidir lo que voy a hacer el resto de mi vida, y si, siento miedo pues no se si tomaré la decisión acertada (decantarme por estudiar oposición, hacer un master, aceptar hacer la pasantia?). En fin, surgen muchas dudas y tengo que decidirme ya pues queda poco para septiembre. Este que se supone que deberia ser mi mejor verano, esta siendo el peor pues todas las mañanas me levanto con el mismo titere en la cabeza. Mis padres me dicen que no saben que aconsejarme con el pretexto de que son de ciencias y que "no entienden sobre mi carrera". Ellos dicen que me apoyarán en lo que decida "subvencionandome" si hace falta y que ademas soy muy joven para preocuparme tanto por esto.He visto que este post es antiguo, pero espero que alguien me lea y me consuele un poco :-) Besos a todos